Concursos de Diseño

La imagen se llama “Creativity is Boundless” y es de Pixelnase vistar su increible portfolio de trabajo aqui El Diseño ES UN NEGOCIO, y como tal, cada minuto invertido en el merece su recompensa monetaria. Si, es asi, duro pero cierto. Si tenes ganas de hacer un bien a la comunidad, diseña para centros asistenciales, parroquias y entidades sin fines de lucro; pero nunca para un concurso ! Me explico: generalmente los concursos estan organizados por empresas y por instituciones, AMPLIAMENTE capaces de solventar los costos de la contratación de un Profesional del Diseño. La razón por la que los organizan? 1 – Desconocimiento 2 – Desinterés En cuanto al desconocimiento puedo decir, que lo que motiva la contratación por concurso, es el no saber las ventajas de tener una relación con el profesional. En cuanto al desinteres lo veo en el punto de que es mas facil decirle a miles de diseñadores: Hey proponganme un logo, o una marca, o una campaña publicitaria, el que mas me guste se llevara como premio el pago de su trabajo. En ese ultimo punto es como si yo llamara a todos los deliverys de empanadas y les pidiera una docena, la que mas me guste sera abonada.  Si este postulado suena tan ridiculo, por que no nos suena ridiculo el hecho de que se hagan concursos de diseño para contratación? Y lo peor de todo es que esto lo sabia, y lo pregonaba y cai victima de esta manipulacion, a mi descargo, por complacer a un amigo, que supuestamente me comento que el tema del concurso era una mera formalidad de papeleo por que la institución por su reglamentación interna, no podia proceder por contratación directa. Hago una aclaración, entiendo que para la compra de un producto se haga un concurso de precios, siempre y cuando los proveedores ofrezcan similares productos, no hay que caer en la trampa esta de que quieran que valoremos los servicios de Diseño como producto en serie, plausible de ser comparado cual kilo de pescado en cotizacion. El tema resumido es que cai en la tentacion de participar y sin involucrarme demasiado presente mi proyecto, el cual debo decir dejaba mucho que desear. Entonces me encontre con la doble amargura, de haber participado en un concurso de Diseño, contrariando mis principios y creencias, y además habiendo presentado una propuesta muy básica de la cual no me siento orgulloso. Entonces, cual es la moraleja? No hagas lo que yo hice, no te sientas tentado a ofrecer tus servicios de Diseño  en un concurso de Ideas, vas a perder tu tiempo, y el de los demás colegas. Que la persona, empresa o institución que neceista contratar Diseño, se encargue, como corresponde, de interiorizarse en sus necesidades de comunicación, su plan estrategico y en base a eso seleccione los profesionales idoneos para la tarea. Distinto es participar en un concurso cuyo fin no es la consecucion de un cliente, sino un premio. En este caso creo que la practica es bastante mas etica y donde se respeta mas a la profesión.